La sede del juego entre Venezuela y Colombia, de la fecha 15 de la eliminatoria suramericana para el Mundial de Rusia 2018, seguirá siendo el estadio Pueblo Nuevo, de San Cristóbal, a pesar de los problemas políticos que vive ese país.
“Hoy (martes) conversé con el gobernador del estado Táchira y él nos garantiza toda la seguridad. Habrá paso normal por el puente Simón Bolívar. Se dará toda la seguridad con todas las fuerzas vivas”, le dijo Berardinelli a EL TIEMPO.

Berardinelli agregó que cuentan además con el apoyo del vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, y del ministro del Deporte de ese país, Pedro Infante. “La Fifa nos pidió unas garantías de seguridad, como también sucedió para los partidos anteriores, y las vamos a dar”, aseguró el directivo.

La Federación Colombiana de Fútbol no ha realizado ninguna petición oficial para cambiar la sede del encuentro, según fuentes de Colfútbol consultadas por EL TIEMPO.

tomada futbol red

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui