Se espera que más de cuatro millones de vehículos transiten por las vías nacionales durante este puente festivo de San Pedro y San Pablo, lo que representa un incremento de 40.000 automotores frente a la misma temporada de 2017.

Es uno de los puentes más concurridos en el año que, además, se mezcla con la euforia derivada del Mundial. Las autoridades, como todos los años, hacen un sentido llamado a los conductores para que asuman el volante con responsabilidad y para que, además de sus familias, saquen de viaje el sentido común y la prudencia.

De acuerdo con cifras de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la mortalidad de los viajeros durante estas fiestas ha crecido a 4 % durante los últimos cuatro años. La cifra de lesionados también aumentó en este periodo a razón de 17 % anualmente.

La ANSV recuerda que, en el mismo puente del año pasado, la mayor cantidad de siniestros viales que dejaron víctimas fatales sucedieron el domingo 2 de julio, mientras que el sábado 1 se registraron la mayoría de los lesionados.

“Mirando las causas de lo sucedido, nos encontramos que, por desobediencia a las señales de tránsito, las víctimas fatales para esta fecha fueron 38. El mayor número de muertes se dio entre los peatones de la zona urbana (26%). Por exceso de velocidad, el 25% de los casos corresponde a motociclistas (zona rural) y por embriaguez el 22% también motociclistas de la zona urbana”, se lee en un documento de la ANSV.

Las autoridades hacen especial énfasis en la embriaguez al volante. De acuerdo con cifras del Ministerio de Transporte, la Policía detiene, cada media hora, a un conductor tomado en Colombia.

“Este año la Ditra (Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía) ha sorprendido y sancionado a 9.542 conductores en estado de embriaguez en el país, entre el primero de enero y el 27 de junio. Eso significa que cada media hora la Policía de Tránsito detiene un conductor borracho al volante. Es un dato escandaloso”, dijo Germán Cardona, ministro de Transporte.

Según un estudio realizado en Nueva Zelanda, la probabilidad de que un conductor tomado se accidente es 140 veces mayor, en comparación con una persona sobria.

Las cifras de la Ditra revelan que, en el primer semestre de este año, se registraron 409 siniestros viales producidos por embriaguez de los conductores: esto dejó 103 personas muertes y 566 lesionados. Estas cifras representan una reducción de 7 %, en comparación con los primeros seis meses de 2017, cuando se registraron 440 accidentes relacionados con embriaguez.

“El año pasado en este puente festivo, de las 5.720 pruebas de embriaguez realizadas a conductores en las vías, 329 fueron positivas. Las ciudades con mayor cantidad de conductores ebrios fueron Barranquilla (41), Bogotá (35) y Bucaramanga (21)”, explicó el general Ramiro Castrillón, director de la Ditra.

Estas son las principales recomendaciones que las autoridades le hacen a los viajeros que van por tierra:

• Practicar la revisión técnico-mecánica antes de salir; mantener las luces encendidas, así sea de día, porque eso duplica la visibilidad.

• Viajar lo más temprano posible para evitar las congestiones en las carreteras; siempre llevar el kit de carretera y de primeros auxilios.

• Tener al menos un teléfono celular con carga y con los números de emergencia a la mano y llevar dinero suelto para agilizar el pago en los peajes.

• Antes de salir lo mejor es tener claro el itinerario, descansar muy bien si es la persona que va a manejar.

• No conducir bajo los efectos del alcohol o cualquier otra sustancia, distribuir bien la carga del maletero y, si va en moto, llevar siempre puesto el casco.

Tomada de: www.elespectador.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui