Nairo Quintana fue el mejor colombiano en la segunda etapa del Critérium del Dauphiné

NOTICIAS

El boyacense ingresó en el cuarto puesto a 10 segundos de Primoz Roglic, ganador del día y nuevo líder de la carrera.

El ascenso al Col de Porte son 16,6 kilómetros con un promedio de inclinación del 6.2% y con una elevación máxima de 1316 metros. En otras palabras, una subida prolongada, con cada rampa más fuerte que la anterior y que desgasta las piernas, sobre todo la cabeza. Y que obliga a tomar bocanadas de oxígeno para seguir pedaleando.

Este jueves, en la segunda etapa del Critérium del Dauphiné, que tuvo como llegada este premio de montaña fuera de categoría, Primo Roglic demostró que con cadencia y orden, y paciencia, se puede ganar de manera contundente. Y que no es necesario atacar por atacar y que resistir puede ser el verbo más efectivo en este tipo de etapas.

El esloveno no se desesperó por el fuerte paso impuesto por el Ineos cuando la carretera se empinó. De hecho, una mirada al ciclocomputador, ajustar revoluciones por minuto, también la cadencia y no perder la rueda. El ciclista del Jumbo Visma vio cómo se iban quedando uno a uno, primero Jonathan Castroviejo, después Chris Froome y seguido Geraint Thomas, entre otros.

Tomada:www.elespectador.com

Noticias Relacionadas