La undécima etapa, de 161 kilómetros, fue ganada por el español Omar Fraile.
Durante gran parte de la etapa los españoles Mikel Landa y Omar Fraile estuvieron escapados del pelotón. Después, Fraile, del Dimension Data, se hizo a la punta de la carrera y no la soltó. Llegó de primero a Bagno Di Romagna luego 161 kilómetros y su sonrisa impactante denotaba la alegría que lo embargó por ser el ganador de la undécima etapa. (Conozca aquí la historia del Giro de Italia)

El francés Thibaut Pinot, del FDJ, se despegó del lote en el final de la fracción, pero no logró alcanzar a Fraile, que llegó con el portugués Rui Costa detrás. El podio de la carrera lo completó Pierre Rolland.

El pedalista colombiano Nairo Quintana llegó con el grupo de favoritos, se pegó a la rueda del italiano Vicenzo Nibali, no le descontó tiempo la líder de la clasificación general, el holandés Tom Dumoulin, y continúa segundo.

Un grupo de 25 corredores, entre los que había varios con buenas opciones para mejorar en la clasificación (Amador, Kangert, Cataldo), se situó en la cabeza en la primera de las cuatro ascensiones del día.

En el desenlace de la etapa Fraile salió tras Rolland en lo alto del último puerto del día antes de que Costa se les uniera cuando quedaban 9 kilómetros. Luego el español supo jugar sus bazas en la llegada.

A sus 26 años Fraile logra su tercera victoria internacional, tras la Vuelta a los Apeninos y una etapa de los Cuatros Días de Dunkerque en 2015.

“Es el día más bonito de mi vida. El Giro me ha hecho soñar desde que era un niño”, declaró el español, segundo en la general en la reciente Vuelta a Yorkshire.

La general no conoció grandes cambios, aunque el costarricence Andrey Amador, guardaespaldas de Quintana en el Movistar, pasó de la novena a la sexta plaza.

Este jueves se correrá la duodécima fracción, entre Forli y Regio Emilia. Será un trazado de 229 kilómetros y contará con un premio de montaña de segunda categoría y otro de tercera.

Deja un comentario