El pasado 10 de mayo, Jesús Santrich, líder del partido FARC, fue trasladado a la casa Caminos de Libertad del episcopado de Colombia. Enrique Gil Botero y el general Jorge Luis Ramírez fueron llamados al Congreso para discutir ese traslado.

El representante del Centro Democrático Edward Rodríguez citó al ministro de Justicia, Enrique Gil Botero, y al director del Inpec, general Jorge Luis Ramírez Aragón, a un debate en la Plenaria de la Cámara de Representantes. El representante Rodríguez cuestiona el accionar de las autoridades con respecto al traslado de Jesús Santrich, líder del partido FARC, hacia la casa Caminos de Libertad del episcopado de Colombia el pasado 10 mayo, después de estar 31 días en huelga de hambre, razón por la cual fue hospitalizado y posteriormente traslado al centro religioso.

“Resulta escandaloso que la justicia y la iglesia Católica se presten para proteger narcotraficantes en lugar de hacer cumplir la ley”, señaló Edward Rodríguez, quien además afirmó que el país debe conocer cuáles fueron los hechos y las condiciones que llevaron al traslado de Santrichdel hospital en el que se encontraba internado hacia la sede del Episcopado. Jesús Santrich está bajo investigación en Estados Unidos por su supuesta responsabilidad en la creación de un plan para enviar 10 toneladas de cocaína a Estados Unidos. El caso también involucra a Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez, quien aceptó convertirse en delator de la DEA y viajó a EE.UU. hace poco en calidad de testigo protegido; a Fabio Younes, quien pidió extradición exprés; y a Armando Gómez España.

En su momento, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) aclaró que el traslado del exguerrillero a sus instalaciones fue solo una acción humanitaria y que no se pretendía obstaculizar los procesos judicialesa los que se encuentra vinculado Santrich. Sin embargo, ese mismo día, 11 de mayo, el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, manifestó que no fue previamente consultado para realizar la operación, únicamente recibió un comunicado del director del Inpec informándole que el traslado lo haría aplicando sus facultades legales para hacerlo a un lugar especial. El ministro de Justicia desmintió al fiscal.

El representante Edward Rodríguez también citó a la magistrada Patricia Linares, presidenta de la JEP, al fiscal general, Néstor Humberto Martínez Neira y a monseñor Óscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal, al debate en la Plenaria de la Cámara de Representantes. De igual forma, anunció que pedirá a la Comisión de Acusación, que investigue a los magistrados de la Justicia Especial para la Paz porque, como lo señaló, “hay una presunta extralimitación de funciones al frenar, temporalmente, la extradición de Santrich”.

Por último, el congresista recalcó su preocupación con las consecuencias que pueda traer el “tratamiento preferente con Santrich” e incluso lo llegó a comparar con  el episodio en el que Pablo Escobar se fugó de la cárcel de la Catedral, aunque hasta ahora los dos episodios no tienen nada en común: a Escobar le adecuaron una cárcel para él solo y sus sicarios, de la cual se fugó. Por ahora, Jesús Santrich sigue detenido, mientras Estados Unidos continúa en las diligencias correspondientes para formalizar su solicitud de extradición. 

Sacada: www.elespectador.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui