Aru es nuevo líder, Urán fue penalizado y Nairo cedió más. Este viernes pude haber más sorpresas.
Todos los días, en el Tour de Francia hay una historia por contar, y la de hoy es que la clasificación general es una locura, luego de la jornada de ayer entre Pau y Peyragudes, de 214,5 km, en la que ganó Romain Bardes, Chris Froome le cedió el liderato a Fabio Aru, Rigoberto Urán fue penalizado con 20 segundos –sigue de cuarto– y Nairo Quintana ya pierde 4 minutos un segundo. ¿Algo más?

Cada uno de los llamados a disputar el título de la carrera escribió su parte de este capítulo del Tour, y analizamos lo que ha hecho, lo que vendrá y lo que tendrá que hacer cada uno para aspirar al título de la prueba o al podio de esta.
La película llamada Tour de Francia 2017 continuará este viernes, con una fracción muy corta, de solo 101 kilómetros, con tres premios de montaña, todos de primera categoría, el último de ellos a 27 kilómetros de la llegada.

Sin duda, será una fracción muy movida, pues en el último tiempo se ha demostrado que hay más emoción en etapas cortas, con subidas de alta categoría, que en las largas y tediosas, así la montaña sea la protagonista.

La jornada pinta con muchas emociones porque los ciclistas no tienen lugar para lograr la conexión, si es que se pierde la rueda; el constante suba y baje lo impide, lo que los obliga a estar muy concentrados y no perder de vista a sus contrincantes; de lo contrario, podrían decir adiós Tour.

La última subida del día será de 9 kilómetros, con rampas del 16 y 18 por ciento de inclinación, para desembocar en un fuerte descenso de 27 kilómetros.

Aru debe ir a la ofensiva
Era la carta del Astana para el Giro, pero se cayó en abril y se lesionó la rodilla izquierda. Fabio Aru llegó al Tour con ilusión y ayer le quitó la camiseta amarilla a Froome.

Es un hombre que ataca en la montaña, y en lo que falta lo hará sin miedo, como ayer. Fue el que armó la fiesta en el kilómetro final; se quitó de encima los 18 s que le tenía el británico Froome y lo dejó solo a seis.
Sabe que por la contrarreloj que hay en la semana final hay que distanciar más al líder del Sky, y lo seguirá intentando. Tiene terreno: queda mucha montaña, pero hay que atacar; en la ofensiva está su posibilidad de ganar el Tour, y no puede esperar al último kilómetro. “Quedan 9 etapas y vamos a dar el máximo”, precisó Aru.

Froome no se ve tan fuerte
Es verdad que Chris Froome ha dejado de ser el corredor de otros Tours. No se ve tan fuerte como en los años anteriores, pero sigue siendo el primer candidato al título. El jueves perdió 20 segundos en los últimos 200 metros, en una subida corta que no es para él porque siempre que lo dejan atrás coge su paso y más adelante les llega a los que lo atacaron.Froome tiene un gran equipo y corre de acuerdo con lo que falta del Tour. “No me respondieron las piernas al final, pero todavía quedan muchas etapas”, señaló Froome, que tiene a su favor la contrarreloj de 23 km del penúltimo día. Por ese tramo, sus rivales están obligados a atacarlo de lejos para alejarlo, pero no lo han hecho al correr según lo planteado por el británico.

Bardet va por el título
Romain Bardet ganó la etapa ayer; ya tiene tres victorias parciales en el Tour (2015, 2016 y la de ayer). Es tercero en la general a 25 s de Fabio Aru. Se ha visto agresivo en las jornadas de montaña, su terreno, y debe seguir así. El francés es otro de los que reconocen que a Froome hay que sacarle más tiempo, aislarlo, y lo ha intentado, pero, la verdad es que los ataques deben ser más contundentes. Sabe que su rival no solo es Froome, sino que tiene que eliminar a Aru y Urán, bien sea en la lucha por el triunfo final o por una casilla en el podio.
“ARTICULO TOMADO DE EL TIEMPO”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui