Nairo Quintana habló poco, luego de la jornada de este miércoles en el Giro de Italia, de 161 kilómetros, con final en Bagno di Romagna y triunfo de Ómar Fraile.
“No se han visto tantas debilidades en los rivales, pero estos puertos de montaña van debilitando y vamos a ver qué pasa de cara a lo que viene”, señaló Nairo, que sigue de segundo en la general, a 2 minutos 23 segundos del líder, Tom Dumoulin.

Movistar movió fichas, mandó al costarricense Andrey Amador al ataque, sacó buena diferencia y ya está en la sexta casilla de la general, a 3 minutos 5 segundos del líder.

“Con Andrey (Amador) hemos ganado dos minutos casi y llegaremos a la montaña con bastante kilometraje. Intentaremos por nuestra parte mejorar”, precisó el ciclista boyacense.

Quintana espera, como todo el lote, la llegada de las etapas de alta montaña para atacar a Dumoulin y acercarse en la general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui