El juego aéreo, la actuación de David Ospina y la pegada de Quintero fueron definitivas.

Colombia y su boleto a octavos de final.

Los primeros clasificados (y eliminados) del Mundial de Rusia 2018

Juego aéreo

La seguridad en la pelota quieta en las dos áreas fue clave. Falcao García ganó en tres ocasiones en el área, pero no fue efectivo con su cabeza. El que sí lo hizo fue Yerry Mina quién anotó el único gol que le dio la clasificación a Colombia. Ya en el partido contra Polonia, el equipo nacional había hecho daño por esa vía.

Ospina, salvador

A los arqueros de equipos grandes (o en este caso de los favoritos) se les pide que aparezcan cuando se les exije. A David Ospina lo probaron tres veces y en las tres, de gran manera, impidió que el arco de Colombia cayera. Además fue un juego revitalizador para el portero que viene siendo discutido.

No desesperarse

El gol iba a llegar, era cuestión de saber esperar. la Selección Colombia buscó todos los caminos, sin desesperarse, sin importar que el equipo senegalés se hubiera dedicado a pegar y pegar durante todo el encuentro. Finalmente fue la pelota quieta, pero la paciencia llevó al equipo a la victoria.


Quintero y su pegada

De nuevo la exquisitez de la pegada de Juan Fernando Quintero fue vital. En el tiro de esquina fue él quien le puso la pelota en la cabeza a Yerry Mina.
Antes del gol, lo intentó dos veces con Falcao García, pero los balones del genio volante siempre van a un compañero, no a un rival.

Sobreponerse a James

La salida de James Rodríguez de la cancha supuso un bajón en la parte anímica del equipo toda vez que es uno de los líderes en el ataque. La impotencia del 10 tras la salida no repercutió en las ganas de los jugadores, y, al contrario, con James desde la banca animando el equipo nunca decayó.

Tomado de: www.eltiempo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui