El británico superó en el último aliento a los tres colombianos que se encontraban en el grupo de cabeza para ganar la tercera etapa de la Vuelta a Cataluña.

Cada vez que aparece la montaña hay un colombiano apretando los dientes, tensando sus piernas en cada pedaleo y volando sobre su bicicleta. Es una imagen que se ha vuelto común en el ciclismo internacional. Y este miércoles quedó clara con la presencia de Nairo Quintana, Egan Bernal y Miguel Ángel López en la punta de carrera, buscando la victoria de la tercera etapa de la Vuelta a Cataluña. Junto a ellos aparecieron el británico Adam Yates y el irlandés Dan Martin. Todos luchando codo a codo por cruzar en la primera posición el ascenso en Valter 2000.

Yates fue el que alzó los brazos en línea de meta. Superó a los colombianos con su último aliento, también a Martin, quien finalizó tercero. Pero lo hizo por muy poco. El único que perdió tiempo de los cinco de punta fue Miguel Ángel López, quien finalizó quinto a dos segundos, dándose un respiro necesario, el cual no se tomaron en los últimos cinco kilómetros de ascenso, en los que se atacaron y contratacaron para intentar desprender a todo aquel que pareciera un peso muerto.

Los colombianos siempre estuvieron comandando el grupo de cabeza de carrera en la última subida de una fracción de 179 kilómetros. Si no era Egan Bernal, lo hacía Nairo. Y después, de que Miguel Ángel López cazó al grupo de punta, también se puso adelante para marcar el paso. Fue un duelo notable entre los pedalistas nacionales, que al final fueron vencidos por el aliento de Yates, quien fue más potente en la última curva, la cual fue fundamental para definir su triunfo.

Pero más allá de no haber podido quedarse con el triunfo, Bernal, Quintana y López se meten seriamente en la conversación por el título de la Vuelta a Cataluña. Los tres están a menos de 40 segundos del líder, Thomas De Gendt, quien hoy sudó la gota gorda en el último ascenso, sin embargo, logró mantener el primer puesto en la clasificación general de la competencia. Con los cinco ciclistas protagonistas este miércoles respirándole en la nuca.

Precisamente, este jueves habrá otra jornada en la que la montaña dirá presente. En el recorrido de 150 kilómetros entre Llanars y La Molina, con tres ascensos de primera categoría y uno especial, en el que se espera que la figura de los colombianos vuelva a aparecer volando en lucha de la victoria, esa que este miércoles se escapó por un suspiro.

Sacada:www.elespectador.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aqui